Ministros rechazan solicitud de la empresa Cosemar S.A. que pretendía dar inicio a las obras.

Mantener la medida cautelar de paralización de obras del Proyecto Relleno Sanitario Santa Inés hasta que la empresa no acredite con estudios científicos la ausencia de riesgo sísmico fue la decisión adoptada, ayer, por el Primer Tribunal Ambiental luego de la audiencia de revisión de dicha medida.
La determinación, adoptada por los ministros Mauricio Oviedo (presidente), Marcelo Hernández y Jasna Pavlich tuvo como fundamento que el informe presentado por la empresa Cosemar S.A. -titular del proyecto y quien había solicitado el levantamiento de la cautelar para dar inicio a las obras- no desvirtúa lo resuelto anteriormente por el tribunal.
“El documento no entrega antecedentes nuevos que permitan desvirtuar las inquietudes que tuvo el órgano colegiado al dictar la medida y tampoco contempla la información para disipar las dudas planteadas”, explicó el ministro presidente Mauricio Oviedo.
Recordemos que la medida de paralización se adoptó luego de la reclamación de diversos vecinos de Alto Hospicio y con el fin de evitar posibles impactos que se puedan provocar al medio ambiente por el posible riesgo de peligro sísmico establecido por Sernageomin. Esto porque el proyecto se encuentra ubicado en la denominada “falla Zofri”.
El alzamiento de la medida, había sido solicitado por el abogado de la empresa Eduardo Jeria, quien en la audiencia manifestó que “el proyecto no está emplazado donde está la falla geológica Zofri y porque dicha falla no tiene la característica de ser una falla activa”.
En tanto, el abogado reclamante Matías Ramírez Pascal, en representación de Miguel Paninahuel insistió en exigir estudios científicos fundados que permitan descartar las presunciones de los vecinos de Alto Hospicio.
La medida cautelar fue adoptada por el Tribunal luego de admitir la reclamación efectuada por Miguel Paninahuel y otros vecinos y organizaciones sociales de Alto Hospicio, quienes no están de acuerdo con la resolución del Servicio de Evaluación Ambiental, SEA, que calificó de manera favorable el relleno sanitario.

“Santa Inés”
El relleno sanitario se ubicaría en la comuna de Alto Hospicio y contempla una superficie de 46,20 hectáreas para la disposición de los residuos sólidos domiciliarios y asimilables de las comunas de Iquique y Alto Hospicio.
Durante la operación se espera recibir aproximadamente 4.767.245 toneladas de residuos sólidos por 20 años de vida útil con una tasa inicial de 427 toneladas por día.

Primer Tribunal Ambiental mantiene medida cautelar de paralización de obras del Relleno Sanitario Santa Inés
Primer Tribunal Ambiental mantiene medida cautelar de paralización de obras del Relleno Sanitario Santa Inés