Ministro y Asesora en ciencias analizaron los conflictos ambientales en torno al agua en la macrozona norte

Mar 23, 2021

Compartir en:

Un 65 por ciento de las causas del Primer Tribunal Ambiental han estado asociadas a problemáticas de agua. Así se dio a conocer, ayer, en el Seminario “Dialogando por el agua” organizado por el Centro de Derechos y Gestión de Aguas de la Universidad Católica.

La mayoría de las causas, que tienen relación con reclamaciones contra el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) por evaluaciones favorables de proyectos o contra la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) por aprobaciones de Programas de Cumplimiento (PdC), tienen en su origen directa o indirectamente alguna problemática hídrica. Sin embargo, esto no significa que la controversia tenga relación directa con el agua.

En la actividad, el ministro en ciencias del tribunal, Marcelo Hernández y la asesora Valentina Astudillo, analizaron en detalle cuatro causas de relevancia en la macrozona norte, como son las reclamaciones en contra de los programas de cumplimiento de SQM Salar y Minera Collahuasi en las regiones de Antofagasta y Tarapacá, respectivamente, y las demandas por daño ambiental en contra de Minera Candelaria y Codelco Salvador en la Región de Atacama.

En el análisis, el ministro en ciencias dio a conocer que en el origen de las reclamaciones y demandas se identificó como problemática la extracción de aguas y salmueras en zona con déficit hídrico, la que tiene relación con los derechos de aguas y descensos en los niveles freáticos;  deficiencias en la gestión del agua y la alteración de ecosistemas que tiene como resultado cambios en la red hidrológica, desecación de especies vegetales, cambios en superficies lagunares,  deficiencias en la gestión y gobernanza del agua, entre otros.

Respecto al trabajo que lleva a cabo el tribunal en cada causa en lo que respecta a los aspectos científicos, Hernández y Astudillo indicaron que “ha sido fundamental considerar las cuencas como unidad de análisis relevante, ya que es donde se desarrolla el ciclo hidrológico y donde están las distintas industrias y comunidades”. También, aseguraron que “se analizan los acuíferos y rutas de trashumancia que pueden sobrepasar los límites de las cuencas, así como los diversos servicios ecosistémicos asociados al agua, entre los que destacan el almacenamiento, purificación, regulación climática, mitigación de peligros naturales, entre otros. Así como los aspectos que tienen relación con el aprovisionamiento de agua dulce, salada y aspectos culturales como los valores estéticos, recreación y turismo, y valores espirituales”.

En el ámbito jurídico, se consideran los principios precautorio y preventivo; pro natura; difusión, información y participación; coordinación administrativa; jerarquía de los impactos; responsabilidad ambiental, entre otros.

Para el ministro en ciencias es importante vincular el territorio, actores claves, los servicios ecosistémicos y las diversas dimensiones del agua para lograr un desarrollo sostenible, apostando a una buena gobernanza, que considere la participación, transparencia, justicia social, rendición de cuentas.

Compartir en: