Mañana comienza visita de inspección de Primer Tribunal Ambiental a Salar de Pedernales en el marco del avenimiento presentado por el Consejo de Defensa del Estado y Codelco

Dic 9, 2020

Compartir en:

Una visita inspectiva que durará dos días realizará el Primer Tribunal Ambiental al Salar de Pedernales en el marco de lo que es el avenimiento que el Consejo de Defensa del Estado y Codelco Salvador presentaron ante sede judicial por la demanda por daño ambiental en contra de la empresa minera.

La inspección, que comienza mañana jueves y finaliza el viernes, será encabezada por el ministro en Ciencias, Marcelo Hernández, y participará el equipo de expertos en materias científicas del tribunal, quienes recorrerán diversos puntos del Salar y de las instalaciones de Codelco Salvador.

Entre los puntos que se inspeccionarán el primer día están sectores de la cuenca y subcuenca del salar como Tranque La Ola, Dren Agua Helada, campo pozos, la cabecera sur del río La Ola, quebrada Leoncito y los principales sectores de los Sistemas Vegetacionales Azonal Hídrico Terrestre, SVAHT.

En tanto, el segundo día se recorrerán los sectores de interés de comuneros indígenas locales para conocer los posibles hitos o sitios de significancia cultural y/o rutas de trashumancia y pastoreo.

También, el equipo va a visitar el sector de quebradas de agua dulce con presencia de vegas altoandinas y las áreas Salar Laguna, Piedra Parada, Pastos Largos, Tordillos y Casa Piedra, lugares donde se elaboraron estudios de bioecología.

Diligencia
La diligencia decretada se enmarca en la obligación que pesa sobre el Tribunal en orden a realizar el correspondiente control de indemnidad del daño causado, es decir, velar para que las medidas propuestas se hagan cargo de manera efectiva del daño causado, tal como lo establece el artículo 44 de la Ley 20.600 sobre Tribunales Ambientales.

Demanda
El 21 de julio, el Primer Tribunal Ambiental admitió a trámite la demanda en contra de la cuprífera por la extracción de agua durante 36 años y la acción dañosa consistente en la extracción prolongada del recurso hídrico, sin considerar la capacidad de regeneración, lo que causó a juicio del CDE “una serie de pérdidas, detrimentos o menoscabos significativos para el medioambiente y sus componentes”.

 

Compartir en: